3 – 18 Años

Es importante recordar que mientras que las ayudas a la audición pueden mejorar significativamente la calidad de vida de un paciente que sufre de pérdida auditiva, la cirugía de reconstrucción de la oreja no es una necesidad.

Si el niño no se ve afectado psicológicamente o emocionalmente por la microtia, es decir si no ve la oreja malformada como un problema, no es necesaria la reconstrucción.

Es por ello que muchos padres de familia intentan mantenerse a distancia sobre la decisión sobre la cirugía reconstructiva hasta que el paciente tiene la edad suficiente para decidir por sí mismo. La cirugía reconstructiva también se puede realizar sin problemas en la edad adulta.

Para cada terapia descrita, hemos comenzado una lista de cirujanos y centros hospitalarios especializados en cada técnica. Si usted tiene alguna recomendación sobre los centros por favor envíenos un email a info@microtia.es para que podamos actualizar la lista de recursos para ayudar a otras familias.